Consejos para ahorrar tinta al imprimir
Consejos y trucos

Consejos para ahorrar tinta al imprimir

No hay duda de que cambiar los cartuchos de tinta en una impresora de oficina puede resultar caro. Aun así, es un acto imprescindible para el buen funcionamiento de la empresa, y por ello es necesario hacer lo posible para ahorrar costes. A continuación, te mostramos algunos consejos sencillos junto a algunas preguntas y respuestas sobre el tema.

¿Por qué la tinta para impresoras es tan cara?

Los fabricantes de impresoras afirman que los altos costes de la tinta se deben a las grandes inversiones económicas que se realizan para crearla y posteriormente mejorarla. En su desarrollo, deben asegurarse de que dicha sustancia sea capaz de permanecer estable en altas temperaturas, de impregnarse rápidamente al papel de forma adecuada y de secarse de manera casi instantánea.

La mayor parte de los beneficios económicos de los fabricantes de impresoras no procede de éstas directamente, sino de la venta de cartuchos de tinta que se prevé en el futuro. Por ello, es relativamente sencillo encontrar Irónicamente, las impresoras más caras son las que permiten ahorrar más dinero con el tiempo pues son las que utilizan la tinta de forma más eficaz y serán finalmente las impresoras con la tinta más barata. Puedes elegir entre dos tipos: inkjet o láser.

¿Cuánto duran los cartuchos sin abrir?

Aunque puede ser tentador comprar reservas de cartuchos, especialmente si están de oferta, hay que ser precavido y fijarse hasta cuándo se pueden utilizar. En los paquetes siempre aparece una fecha de caducidad, que suele ser entre 18 y 24 meses después de que el producto sale de la fábrica.

Existen múltiples factores que pueden hacer que la tinta dure más o menos, por lo que esta pregunta es casi imposible de responder. De todas maneras, podemos hacernos una idea teniendo ciertas cosas en cuenta:

  • El tamaño de los cartuchos. En teoría, cuanto más grande sea el cartucho, más durará.
  • La eficacia de tu impresora. Si la tuya es propensa a bloquearse, usará inevitablemente más tinta. Mantenla limpia y alargarás la vida de tus cartuchos.
  • La frecuencia con la que imprimes. Este punto es bastante simple; cuánto más imprimas, más rápido se gastará tu cartucho.
  • Qué tipo de imágenes o documentos imprimes (texto, imágenes con mucho color, en blanco y negro…). Recuerda que cuantas más imágenes imprimas y más coloridas sean éstas, antes se acabará la tinta.
  • El tipo de cartucho (por ejemplo inkjet o tóner). Un cartucho tóner durará mucho más que uno inkjet, por lo que considera este punto a la hora de comprar una impresora u otra.

Cómo ahorrar tinta al imprimir

  • Opta por fuentes de letras sencillas. Cuanto más compleja sea la fuente que uses en un texto, más tinta utilizarás. Mantén tus palabras en un tamaño pequeño y delgado para ahorrar más. Arial y New Courtier son dos ejemplos de las mejores fuentes para ello, del tamaño 12 para abajo.
  • Relee el documento que tengas que imprimir. De esta forma, podrás detectar con tiempo si hay algún error y corregirlo, ahorrándote el tener que imprimir de nuevo.
  • Limpia la impresora. En ocasiones, algunos puntos de la máquina pueden estar trabados y provocar errores en ella. Con un bastoncillo de los oídos se pueden desatascar estas partes y ganar en productividad.
  • Cuida los ajustes de tu impresora. A través de pequeñas acciones manuales puedes reducir el consumo de la tinta, ayudando a que los cartuchos duren más a la larga. Elije la escala de grises, pon el máximo contenido posible en una hoja o simplemente opta por una calidad más leve de color.

Cómo guardar tus cartuchos de tinta

A la hora de guardar tus cartuchos, hay varios puntos a tener en cuenta si quieres mantener su esperanza de vida:

  1. No expongas los cartuchos a la luz del sol directamente. Es mejor que los guardes en un cajón o lejos de la ventana.
  2. El lugar donde los guardes ha de ser oscuro y seco, a no más de 29º.
  3. Vigila que estén siempre de forma vertical.
  4. Mantenlos fuera del alcance de los niños.

Muchas impresoras permiten imprimir una hoja por las dos caras, pero debes de conocer el procedimiento:

  1. Asegúrate de que tu documento está terminado y por lo tanto listo para ser impreso.
  2. Selecciona “imprimir” en el menú.
  3. En los ajustes del menú de “imprimir”, selecciona “páginas” e “imprimir por ambos lados”.
  4. Pulsa “imprimir”.

Cómo ajustar el tamaño de una página

Imprimir en una hoja más de una página de tu documento  es otra forma obvia de ahorrar tinta, por lo que debes saber cómo hacerlo:

  1. Acaba tu documento.
  2. Selecciona “imprimir” en el menú.
  3. En los ajustes del menú de “Imprimir”, selecciona la opción “páginas por hoja”. Ahí encontrarás un submenú que te permitirá seleccionar el número de páginas que quieres que se muestren por cada cara.
  4. Pulsa “imprimir”.

¿Necesito reemplazar un cartucho cuando vea que el nivel de tinta es bajo?

No, ya que a veces el nivel de tinta bajo puede suponer un 30% de su capacidad. Por ello, puedes seguir usándolo con normalidad hasta que se termine. También es relevante que cuando reemplaces tus cartuchos lo hagas usando los correctos. En nuestro buscador de tinta los encontrarás.

Como puedes ver, puedes hacer una amplia variedad de cosas para ahorrar dinero imprimiendo, y tu primer paso es comprar el tipo de tinta ideal.