¿Eres un blanco fácil para los hackers?
Consejos y trucos

¿Eres un blanco fácil para los hackers?

A medida que el mundo digital se expande y gana importancia en nuestras vidas, resulta más necesario incrementar la seguridad de nuestros archivos en el trabajo.

La manera más sencilla de evitar el robo de información es tener conocimientos de ciberseguridad, lo que significa que cada empleado debería saber cómo proteger sus documentos digitales.

A pesar de la gran conciencia social que se ha creado en torno a la relevancia de la ciberseguridad, SplashData ha revelado que las contraseñas más comunes del 2016 fueron “123456” y “contraseña”. Sabiendo que tantas personas han puesto sus datos en peligro e incluso los de su trabajo, cabe hacerse una pregunta: ¿Es un blanco fácil para los hackers?

A continuación, te exponemos algunas de las medidas que hemos recopilado para que tus archivos permanezcan lejos de manos ajenas.

¿Cómo de segura es tu contraseña?" width=

La clave para saber si tu contraseña es vulnerable a un ataque es la siguiente: cuanto más simple sea, más rápido podrá descifrarla un hacker y entrar en tu sistema.

Si no puedes crear una contraseña segura al 100%, no podrás proteger tus archivos y detener un ataque. Sigue los siguientes consejos:

-Asegúrate de que la contraseña contiene un mínimo de 8 caracteres.

-Utiliza mayúsculas y minúsculas.

-Combina números y símbolos en tu contraseña.

-No uses nada que pueda estar fácilmente relacionado contigo como por ejemplo tu nombre, cumpleaños, número de teléfono, etc.

-Usa una contraseña diferente para cada una de tus cuentas.

Actualiza la seguridad regularmente

Cuando utilizamos un software de ciberseguridad, es imprescindible mantenerlo actualizado en todo momento. De lo contrario, el antiguo producto no será capaz de identificar los nuevos virus y estrategias de hackers.

Los ciberataques se están volviendo cada vez más complejos, y las organizaciones dedicadas a ello están cada día mejor organizadas. Por ello, no podemos confiarnos ni un instante. Para estar al día de las amenazas recientes, no te olvides de actualizar también el software de tu ordenador.

Cuida de tus documentos físicos" width=

Puede que estemos en la llamada “era digital”, pero eso no significa que tengamos que dejar de lado los documentos impresos. Para asegurarnos de que éstos no caen en malas manos, revisa qué papeles contienen información confidencial y cuáles no. Si tienes que deshacerte de ellos, utiliza una destructora de papel y elimina completamente los que tengan datos personales.

Protege tu ordenador

Para proteger los datos de tu ordenador, puedes comprar un kit de seguridad.

Éste detectará si un ladrón o hacker intenta robar tu ordenador o trata de abrirlo. Esta inversión en protección te dará un nivel extra de seguridad a tus documentos.

Haz copias de seguridad

Crear copias de seguridad de tus documentos es la mejor manera de asegurarte de que no los pierdes. Se produzca o no un robo, por lo menos podrás acceder a ellos mediante tus copias.

Utiliza para ello un disco duro externo y guárdalo en un lugar inaccesible para el resto.

Ten precaución cuando trabajes a distancia

Trabajar a distancia puede suponer un elevado número de riesgos, pero también existen soluciones para ellos.

Si tienes que conectarte a una red Wi-Fi pública, una VPN (Virtual Private Network) será tu aliado perfecto. Con ésta podrás acceder a una red privada o de trabajo si estás de viaje y a todos los archivos compartidos. Un servicio de seguridad VPN suele costar una determinada cantidad de dinero y como hay multitud de packs, puedes escoger el que más te convenga.

Estés en una cafetería o en un medio de transporte público, estar alerta de quién hay a tu alrededor es necesario, sobre todo si se trabaja con información confidencial. No mires las pantallas de otros y asegúrate de no dejar los documentos esparcidos por la mesa.

Si necesitas trabajar en una zona frecuentada, lo ideal es que no utilices el móvil o un dispositivo cuya pantalla sea fácil de ver. Si usas tu ordenador, solo tu y aquellos que estén enfrente de la pantalla podrán leer lo que esté ahí. De este modo, no tendrás que preocuparte por miradas ajenas.

Toma estas precauciones y evita que la información privada de tu ordenador se vea comprometida por cualquier amenaza. Si cada empleado de la empresa sigue estas pautas, y por lo tanto tiene conocimientos de ciberseguridad, las posibilidades de que se produzca un ciberataque disminuirán de forma significativa.