Maneras modernas de manejar el estrés de la oficina
Consejos y trucos

Maneras modernas de manejar el estrés de la oficina

Un poco de presión puede ser beneficioso para la mayoría de la gente, pero demasiado estrés en el trabajo puede tener un efecto negativo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la ansiedad afecta al 14,6% de la población adulta en España. Varios estudios señalan que el estrés es la segunda causa de problemas de salud en el trabajo en Europa y tiene un coste de 136.000 millones de euros al año según la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

Hacer que desaparezca la presión de tus empleados puede resultar tarea imposible, pero hay algunos mecanismos para disminuir el estrés laboral que puedes implementar en tu oficina. Tus trabajadores te lo agradecerán y se sentirán más relajados.

Concienciación

 " width=

Ser consciente de lo que tienen que hacer tus empleados durante su día laboral te ayudará a combatir sus síntomas de ansiedad y estrés. Podrás ver quién tiene demasiado trabajo y seleccionar a los miembros de la plantilla que pueden echarles una mano. Así, no solo crearás un sentimiento de unidad en el equipo, sino que además ayudarás a reducir el estrés de los que hayan trabajado de más.

Permitir a tus empleados que tengan un “tiempo de transición” entre trabajos y reuniones es también una buena técnica para reducir su estrés. Así, se sentirán más energéticos en sus siguientes tareas. Otra opción es recomendarles que se tomen algunos momentos libres de descanso durante la jornada, haciendo así que desconecten de la faena y descansen temporalmente.

 

Tai Chi

" width=

Aunque parezca inusual, el Tai Chi puede ser una forma excelente de combatir el estrés laboral. Este ejercicio de movimientos lentos puede ser realizado casi por cualquiera, por lo que es una buena manera de mantener la atención de tus empleados en un punto.

Contratar un instructor profesional de Tai Chi que haga sesiones a tus empleados durante los descansos puede ayudarles a mantenerse relajados. Sin embargo, ten cuidado con hacer este tipo de actividades demasiado seguido, pues podrían tener el efecto opuesto al deseado. Pregunta siempre a tus empleados si quieren forma parte de la actividad y revisa si son físicamente capaces en su historial médico.

Servicios para los empleados

" width=

Si estás buscando cómo combatir el estrés laboral de toda tu oficina, considera implementar servicios para tus empleados. Permitirles sesiones de masaje o prepararles eventos en equipo hará que estén más contentos con la empresa y mejorará su gestión del estrés.

Los horarios flexibles pueden contribuir en mejorar la productividad de la plantilla. Aquellos que estén más activos por la mañana harán una mejor labor si empiezan antes la jornada, mientras que aquellos a los que les cuesta más ponerse en marcha rendirán mejor más tarde. De acuerdo al Barómetro de Conciación Edenred-IESE 2012, las empresas que aplican políticas de flexibilidad aumentan su productividad hasta un 19%.

Los trabajadores se sentirán más relajados si te aseguras también de que tengan todo el material que necesitan en el escritorio. Habilitar su espacio de trabajo con equipamiento ergonómico y proveerles de equipos informáticos y material de papelería hará que se sientan más felices y cómodos en la oficina.

Ejercicio moderado

" width=

Estar sentado durante todo el día puede ser contraproducente, sobre todo durante los descansos para comer. Anima a tus empleados a que caminen por la zona de la cocina, haciendo así que se olviden del trabajo por unos instantes. El ejercicio es bueno para calmar a las personas, por lo que una moderada caminata alrededor de un edificio o de camino a una tienda puede despejarles la mente y ayudarles a concentrarse posteriormente.

 

Descansos regulares

" width=

Al igual que el ejercicio puede ayudar a que los empleados se alejen momentáneamente del escritorio, los descansos también son beneficiosos para controlar el estrés laboral. Puedes proponer a tus empleados que durante sus ratos libres se alejen del ordenador y vayan a tomar una bebida, se den una vuelta por las cercanías o charlen con el resto de trabajadores. Tener un descanso puede hacer que las personas liberen tensiones y descansen los ojos de tenerlos fijos en la pantalla y los documentos.

Combatir el estrés en el trabajo es un deber para cada jefe de empresa. Solo así se puede conseguir una plantilla feliz que no tenga la necesidad de pedir la baja por estrés laboral. Teniendo en cuenta estos pequeños pasos e implementando simples acciones se pueden lograr grandes efectos.