Consejos para una oficina limpia
Consejos y trucos

Consejos para una oficina limpia

Concentrarse en el trabajo es difícil, sobre todo si la faena se amontona y los plazos de entrega se acortan. Una manera de mejorar el estado de ánimo cuando se trabaja en una oficina es limpiando el espacio de trabajo.

Al principio te puede parecer un pérdida de tiempo, pero lo cierto es que tener el escritorio ordenado y limpio puede mejorar, y mucho, tu productividad y concentración. Reducir el desorden despejará tu mente y te ayudará a centrarte en lo que estés haciendo.

No obstante, mantener limpio el escritorio en una oficina ajetreada puede ser difícil, especialmente cuando los horarios nos dejan poco tiempo para ordenarlo. Para ayudarte a poner en orden tu espacio de trabajo te damos algunos consejos prácticos:

Pasa un trapo al teclado" width=

 ¿Cuándo fue la última vez que limpiaste tu teclado? Además de utilizarlo todos los días para trabajar, muchos empleados suelen comer en su escritorio. Y como resultado, las migas se incrustan por todas partes, además de los gérmenes y las bacterias que se extienden. Por eso, limpiar el teclado es esencial.

Sugerencia: la mejor manera de limpiar un teclado es usar toallitas. Recuerda primero desenchufar el teclado. Usar discos de algodón también puede ayudarte para limpiar entre las teclas. Incluso puedes utilizar un paño para limpiar el bajo del ratón si está sucio.

Limpia el monitor y la pantalla" width=

 A la vez que limpias tu teclado, también te conviene limpiar tu monitor y cualquier otra pantalla con toallitas antibacterianas o un paño. Así eliminarás las huellas dactilares y cualquier otra suciedad que se haya acumulado en la pantalla. Eso sí, asegúrate de que el monitor esté apagado.

Sugerencia: si no tienes toallitas para la pantalla, simplemente pulveriza una toallita de papel suave con un poco de agua tibia para eliminar las manchas rápidamente, pero asegúrate después de limpiar la pantalla con una toalla de papel seca para que no se raye. Y si no tienes más remedio, con un poco de agua tibia y unas gotas de vinagre puedes quitar la grasa de la pantalla.

Revisa el espacio de trabajo" width=

Limpiar tu escritorio en la oficina te puede parecer una tarea ardua, pero si te organizas no tiene por qué serlo. Retira las tazas sucias, los platos o cualquier cuenco de la mesa y organiza las pilas de papel. Limpiar tu escritorio con una toallita multiusos o un paño y  un spray puede ayudar a eliminar los gérmenes y bacterias.

Sugerencia: Intenta limpiar tu escritorio al final de cada jornada laboral. No solo te ayudará  a tener una rutina de limpieza, sino que también lo asociarás con el final de la jornada.

No dejes restos de comida" width=

Si en la oficina tienes microondas, es posible que sea un foco de olores desagradables y suciedad. Cuando hayas calentado tu comida, revisa si hay derrames o restos y límpialos.

Sugerencia: evita salpicar el microondas cubriendo los alimentos cuando los calientes. Puedes quitar restos secos de comida utilizando un tazón de agua con limón. La condensación del vapor los despegará y podrás limpiarlos fácilmente.

Limpia la pizarra cuando haya terminado" width=

Si necesitas utilizar la pizarra en alguna reunión, lo último que quieres es tener que limpiarla. Por eso, cada vez que la uses y hayas guardado tus notas deberías limpiarla con un borrador. Rápido, sencillo y fácil. La dejará limpia y preparada para que la use otra persona.

Sugerencia: si has usado accidentalmente un marcador permanente, utiliza un borrador seco y límpialo

Si sigues estos sencillos y simples pasos podrás fácilmente limpiar tu ordenador y tu lugar de trabajo. Es importante que toda la oficina y no solo tu escritorio estén ordenados.