¿Cuánto se puede ahorrar cambiando la tipografía?
Destacados

¿Cuánto se puede ahorrar cambiando la tipografía?

Aunque las oficinas están cada vez más digitalizadas, muchos de nosotros todavía queremos y necesitamos imprimir documentos o correos electrónicos.

Imprimir tiene un coste económico pero afortunadamente, existen muchos trucos para ahorrar, como por ejemplo, cambiar el tipo de letra de los documentos.

Entre todas las fuentes de letra disponibles, podemos encontrar de varios tamaños y grosores. Cuanto más ocupe, más gastaremos.

Un estudio de la Universidad de Wisconsin-Green Bay determinó que cambiando la fuente de su correo de Arial a Century Gothic podría ahorrar un 30% de tinta.

Hemos averiguado los costes de más tipografías para mostrarle cuánto podría ahorrar en su negocio tan sólo cambiando el tipo de letra.

" width=

Nuestra tabla periódica muestra una serie de datos reveladores sobre los posibles gastos anuales de empresas. Hemos basado nuestra búsqueda en un negocio que imprime unas 250 páginas por semana, utilizando un tóner HP 124A, el cual imprime una media de 2.500. El estándar de la página A4 está basado en la fuente Arial a tamaño 11, la cual le costaría 533 euros al año aproximadamente.

" width=

A través de la tabla puede deducir ciertos puntos claros:

  • Simplemente por cambiar su letra con fuente Arial y tamaño 11 (con un coste de 533€) a fuente Century Gothic tamaño 10 (404€), ahorrará 129€ al año.
  • Eligiendo la estándar Times Roman tamaño 11 (414€), podría ahorrar 144€ anuales si se compara con la fuente Tahoma (558€).
  • Si planea volverse verde, Ecofont le costará 406€, por lo que ahorrará 127€ en comparación con Arial.
" width=

Aun así, no crea que cada cambio es bueno. Puede ahorrar costes usando una tipografía diferente, pero si selecciona una fuente ineficiente, le puede acabar costando más dinero. Por ejemplo, si utiliza Gothic Medium en un tamaño de 11, gastará 590€ imprimiendo, mientras que con Century Gothic gastaría 404€.

Cómo ahorrar un extra más

La mayoría de las impresoras no se apagan hasta media hora después de no ser utilizadas, por lo que podrá ahorrar una pequeña cantidad apagándolas justo al terminar.

De forma similar, podría valer la pena añadir una nueva norma en la empresa: “no imprimir a menos que sea realmente necesario”. De esta forma, los empleados meditarán más a fondo si necesitan su documento o imagen físicamente o no. De igual forma, imprimir a doble cara es otra manera sencilla de ahorrar.

En el caso que tenga que imprimir documentos internos, Century Gothic es la mejor para ahorrar dinero. La mejor opción es reservar las fuentes más caras para los documentos oficiales destinados a clientes.

Para ver nuestro amplio abanico de cartuchos y tóneres de marcas tan reconocidas como Brother, Canon, HP o Epson, haz clic aquí.