Diverse business team with laptop by white board with sticky notes in light workspace
Destacados

Descubra el poder de Design Thinking con las notas adhesivas Post-it® y otras herramientas inesperadas

Hoy en día, el trabajo se basa en la colaboración. Sin embargo, como muchos/as directores/as han podido comprobar, no basta con llevar a un equipo de trabajo a una sala de reuniones y esperar a que algo mágico suceda. Como ocurre con todo en los negocios, para lograr una colaboración eficaz se necesitan las herramientas y los procesos adecuados. Aquí es donde aparece el Design Thinking.

Como proceso iterativo, no lineal y continuo, Design Thinking ayuda a los equipos a entender mejor a sus clientes, a definir los problemas del negocio y a elaborar soluciones innovadoras en comparación con los métodos lineales que muchas empresas utilizan para resolver los problemas.

El poder de Design Thinking

Design Thinking se compone de cinco pasos: 1. Empatizar para comprender las necesidades del usuario, 2. Definir el problema, 3. Idear posibles soluciones, 4. Elaborar un prototipo de las ideas más prometedoras, y 5. Probar el prototipo con usuarios para recibir comentarios.

Design Thinking es el método más divertido para adoptar un enfoque de solución de problemas, ya que elimina las sólidas barreras de los procesos tradicionales lineales. Según señala el Dr. Stuart Brown, que investiga sobre el juego, los “adultos que no juegan a menudo suelen ser personas rígidas, sin sentido del humor, inflexibles y cerradas a la hora de probar nuevas opciones”. Las empresas sin este sentido del juego son exactamente lo mismo.

El enfoque lúdico de Design Thinking mejora la flexibilidad del equipo y lo abre a nuevas soluciones que se habían descartado anteriormente. No es de extrañar que Design Thinking se encuentre en algunas de las empresas más exitosas del mundo, como Apple, Google, PepsiCo y Nike.

Herramientas adecuadas para el trabajo

Si la mentalidad de su empresa no es adecuada para dar con la clave y llevar a cabo todo este pensamiento lineal en PowerPoint o en una hoja de cálculo, replantéesela. Las herramientas empresariales con las que trabaja normalmente son demasiado lineales y estáticas para emplearlas en colaboración con otras personas. Por este motivo, las herramientas como las notas Post-it® Super Sticky, los bloc de presentaciones Post-it® Super Sticky y el Post-it® Super Sticky Dry Erase Film de 3M son muy necesarias en el pensamiento de diseño.

Los miembros del equipo pueden anotar ideas con facilidad, ponerlas en la pared y añadir, descartar o conectar ideas cuando sea necesario. Cualquiera puede anotar una idea y compartirla con todos, por lo que ya no es necesario que una persona apunte todo. También facilita que todos compartan, hagan referencias y construyan sobre las ideas de otras personas durante la reunión, mientras que la colaboración se mantiene una vez finalizada la reunión al disponer de referencias accesibles para que todo el mundo pueda leerlas.

¿Preparado para probar la metodología de Design Thinking en su equipo? Su próxima gran idea está tan cerca como los productos de oficina. Los productos Post-it® le ayudarán a sacar el máximo partido en cada fase del proceso de Design Thinking.

Empatía

En esta fase, quiere tener una comprensión personal del problema que trata de resolver. Eso significa investigar, hablar con expertos y usuarios y recopilar datos. Utilice el Super Sticky Dry Erase Film de Post-it® para crear una pizarra blanca de ideas como repositorio principal de ideas e información y compartirlo con el equipo.

Definición

Cuando termine de investigar, será el momento de hacer uso de todo lo que ha descubierto para definir con exactitud el problema al que se enfrenta. El caballete con auto adhesivos Super Sticky de Post-it® permite agrupar diferentes aspectos del problema en hojas. Si pega algunas hojas por la sala y asigna temas, el equipo podrá moverse rápidamente de una hoja a otra y sacar sus propias perspectivas. Cuando el problema esté definido, escríbalo en una hoja por separado y cuélguelo en la sala como inspiración a lo largo de la fase de ideas.

Ideas

Tras el análisis lógico, es hora de poner a trabajar nuestro lado creativo. Entregue a cada miembro del equipo un bloc de notas Super Sticky Post-it® y permítales expresar sus ideas con total libertad. Esta fase consiste fundamentalmente en crear ideas: anime a los miembros del equipo a escribir una idea en una nota, pegarla en la pared y repetir el proceso con la siguiente idea. Lo importante es la cantidad, así que asegúrese de llevar un montón de blocs para todo el mundo. Cuando se hayan recopilado suficientes ideas, ponga a debate las que el equipo considere que son las mejores y agrúpelas.

Prototipos

En lugar de seleccionar y llevar a cabo una sola idea, escoja las mejores ideas del equipo y elabore prototipos. El fracaso es un resultado muy normal, incluso deseado: el propósito es encontrar la mejor solución y la que más rápida y económica resulte. Haga uso de las notas de gran formato Super Sticky Post-it® para realizar un seguimiento de cada prototipo, añadir notas y elaborar nuevas ideas que complementen a las ya existentes.

Pruebas

Cuando ya disponga de un prototipo, no avance directamente a la fase de producción: los comentarios de los usuarios en esta fase, por pocos que sean, pueden ahorrarle la creación de un producto que luego sería rechazado. Reúna algunos usuarios y lleven encima un bloc para caballete Post-it® para recopilar comentarios en una breve sesión de pruebas.

Recuerde que puede regresar a cualquier fase o realizar varias en paralelo a medida que avanza en el proceso de incorporación de Design Thinking a su empresa. Por ejemplo, puede regresar a la fase de ideas para explorar soluciones que no había considerado inicialmente si la definición del problema cambia después de la fase de pruebas.