¿Por qué deberías rodearte de gente positiva?
Destacados

¿Por qué deberías rodearte de gente positiva?

 

Si utilizamos la energía de los que nos rodean, podemos adoptar una actitud más positiva y trabajar mejor. Expertos como John Mattone aseguran que es importante rodearse de personas positivas para tener éxito.

 

Está demostrado que rodearse de gente optimista y entusiasta tiene un efecto de motivación. A veces el trabajo en una oficina puede desanimarnos y cargarnos de excesivas responsabilidades. En estos casos, utilizar la energía positiva de los que nos rodean puede cambiar nuestra perspectiva. Según el experto en motivación Jim Rohn, “eres el promedio de las cinco personas con las que pasas más tiempo”. Es decir, aprovechar la positividad de los que te rodean te permitirá estar más inspirado y motivado para continuar. A veces el mundo puede ser un lugar difícil, por lo que es indispensable contar con gente positiva alrededor.

 

¿Quién es una persona positiva?

 

Las personas positivas, que te inspiran y motivan, no solo son felices. Tienen un don para no tener simplemente un buen día, sino para hacer que el día sea bueno. Nos aportan valores, ya sea a nivel intelectual, como emocional o espiritual. Y puedes encontrarlas en todas partes, no solo en el trabajo. Un familiar o un amigo puede ser la persona positiva que necesitas y te puede ayudar para que te motives y tengas éxito, al tiempo que afrontas la vida con más entusiasmo. ¿Cómo puedes encontrar a estas personas? Si las buscas en el trabajo, son productivas y no se distraen fácilmente, pero, eso sí, siempre están dispuestas a ayudar.

 

¿Por qué debes rodearte de gente que te motive?

 

La energía que tienen las personas positivas te acaba contagiando y te motivan a esforzarte y a valorarte más también en el trabajo. Por eso, que este tipo de compañeros tomen decisiones puede ser una buena idea. Te pueden ayudar a ser  positivo con tu trabajo y a estar más abierto para a aprender, escuchar y seguir avanzando. Las personas positivas, motivadoras, tienden a poner más esfuerzo en el desarrollo de su propio futuro lo que, en esencia, nos puede motivar para superar nuestros retos.

 

¿Cómo puedes ser más positivo?

 

Se suele decir que los polos opuestos se atraen, pero lo cierto es que si eres positivo atraerás las vibraciones positivas de otras personas, y viceversa. Eso sí, es importante ser siempre uno mismo.

 

Puedes marcarte un objetivo en el trabajo para no tener la sensación de no avanzar, y sentarte a hablar con tu jefe sobre lo que quieres conseguir en los próximos tres o seis meses.

 

Marcarte objetivos realistas y un reto a más largo plazo puede ayudarte a ser más feliz y a dirigir tu vida profesional hacia donde quieres. Escribir tus metas y tenerlas ordenadas en un bloc de notas o en tu ordenador portátil te ayudará a no olvidarte de ellas.

 

La felicidad es contagiosa, por lo que nunca dejes de sonreír. Incluso cuando no tengas ganas, no olvides que una simple sonrisa mejora el estado de ánimo. Sonríe a los demás en la oficina y sonríe también para ti. Recuerda que la positividad se da y se recibe y que puede hacerte sentir más feliz en tu vida y en el trabajo. Como Gandhi dijo: “No permitiré que nadie camine por mi mente con los pies sucios”.