¿Utiliza la fuente más polémica del mundo?
Destacados

¿Utiliza la fuente más polémica del mundo?

Cuando en 1995 Vincent Connare diseñó la primera fuente de texto reconocida internacionalmente, la desenfadada Comic Sans, nadie habría adivinado la controversia que le acompañaría.

Originalmente creada para una animación de Microsoft, Comic Sans pretendía ofrecer un estilo de tipografía similar al que se utiliza en los cómics, contrastando así con la formal fuente Times New Roman.

Desde entonces, se ha convertido en un verdadero fenómeno. Amada y odiada a partes iguales, es una de las fuentes más utilizadas del mundo, consiguiendo figurar incluso en un álbum de fotografías publicado por el Vaticano en honor al papa Benedicto XVI.

A pesar de ser detestada en el mundo de la tipografía debido a su simplicidad y uso excesivo, Comic Sans cuenta con un punto a favor: es fácil de leer y retiene nuestra atención, por lo que es perfecta para la enseñanza.

Esta tipografía ha sido utilizada por hospitales, fuerzas policiales, iglesias e incluso en serias publicaciones de la BBC. Aunque lejos de ser respetable, este tipo de letra se asocia con elementos infantiles y fue creada inspirándose en la tipografía de los cómics.

Por ello, cuando se utiliza para expresar una información de relevancia, su uso se considera inadecuado. Viendo la controversia creada por esta fuente, cabe preguntarse qué reacciones despierta el tipo de letra que utiliza en el trabajo.

¿Cómo puedo elegir un tipo de fuente que encaje con mi trabajo?

Para responder a esta pregunta, hemos entrevistado al experto de tipografía Chris Hardy de X Change Training, que nos ha descrito cómo ciertos tipos de letras pueden despertar diferentes reacciones en los lectores:

“Las fuentes Sans Serif son vistas como pulcras y modernas, mientras que las fuentes Serif se perciben como tradicionales y reconfortantes. Las fuentes Script evocan un sentimiento de elegancia, creatividad e historia. Se utiliza para hacer que el lector se sienta de una determinada manera, y ayuda a transmitir el mensaje en esencia”.

Por ejemplo, las infantiles asociaciones que tiene Comic Sans la convierten en una enemiga si quiere ser formal en sus documentos y presentaciones del trabajo.

Antes de decidirse por una tipografía concreta, piense en su compañía, en sus valores y en su identidad. Considere que quiere atraer a su audiencia, y piense cómo percibirán la fuente que elija.

SERIF

Caracterizada por una línea al final de cada trazo, una fuente estilo Serif, como pueden ser Times New Roman o Baskerville, otorgan un sentimiento de respeto y profesionalidad. Usada por el diario The Times, es una tipografía reconocida y con influencia.

Este estilo es perfecto para compañías de negocios o empresas relacionadas con la ley. Serif crea una atmósfera de autoridad que dejará una grata impresión de confianza en sus clientes.

Sin embargo, tenga cuidado con qué fuente escoge. Elegir una letra sobreusada como la Times New Roman, por ejemplo, puede denotar apatía en sus elecciones.

SANS SERIF

Simple y moderna, una tipografía Sans Serif es un buen modo de transmitir confianza, fuerza y estabilidad. Muchas nuevas compañías usan una fuente Sans Serif en sus logos, tal y como Google o Apple, que tienen una identidad reconocida y respetada.

El estilo moderno de esta tipografía es perfecto para avanzadas empresas de tecnología, ya que crea un estilo profesional pero a la vez amistoso. Fácil de leer en la pantalla, el estilo de las fuentes Sans Serif como la fuente Arial o Calibri es ideal para el cuerpo de cualquier texto online.

Script

Elegantes y sofisticadas, las fuentes script están basadas en los trazos de las más bellas escrituras a mano. También conocidas como fuentes decorativas, éstas son utilizadas normalmente en logos. Son idóneas para evocar sentimientos afectivos y dejar una impresión de creatividad.

Los logos con esta tipografía ayudan a establecer autenticidad, autoridad y tradición, así que son perfectos para compañías con prestigio que vendan productos de lujo.

Tenga en cuenta que este estilo de letra no es adecuado para el cuerpo de un texto, pues éste terminaría siendo ilegible.

En conclusión, si está trabajando en la identidad de su compañía, no subestime el efecto que la tipografía puede tener en sus clientes.

Si tiene un negocio relacionado con la ley apueste por fuentes de confianza como Garamond. Por el contrario, si está en la industria de la tecnología, puede permitirse ser un poco más informal y usar una moderna fuente como Helvetica.

Para darle un aire de autenticidad a su logo, trate de decorarlo con tipografías como Edwardian Script.