spinner

Estanterias

Tipos de estanterías


Elije tu estantería según tus necesidades de almacenamiento.

Estanterías de archivo

Las estanterías de archivo son la mejor opción para almacenar archivadores y cajas de archivo definitivo. Existen 2 profundidades:

  • Acceso simple: 35 cm de profundidad. La estantería se coloca contra la pared, por lo que el archivo solo es accesible desde un lado.
  • Acceso doble: 70 cm de profundidad. Permite almacenar el doble de archivo y que sea accesible desde ambos lados. Perfecto para crear pasillos en las salas de archivo y aprovechar el espacio al máximo.

Los estantes de las estanterías de archivo se componen de barras, por lo que si, además de archivo, se necesita almacenar objetos pequeños, se aconsejan las bandejas opcionales. Las bandejas son finos tableros de madera que se colocan sobre los estantes y permiten colocar objetos pequeños sin que se caigan.

Estanterías de almacén

Las estanterías de almacén están pensadas para almacenar objetos más voluminosos y pesados y, por lo tanto, son las estanterías que soportan mayor peso por estante. Los estantes de las estanterías de almacén se componen de barras. Opcionalmente se pueden reforzar los estantes con barras interiores adicionales (en algunos modelos y medidas de estante) y se aconsejan las bandejas opcionales en el caso de necesitar almacenar objetos pequeños. Las bandejas son finos tableros de madera que se colocan sobre los estantes y permiten colocar objetos pequeños sin que se caigan.

Estanterías de oficina

Las estanterías de oficina están pensadas para un uso menos específico y como normalmente se integran en la decoración de la oficina, tienen un acabado más cuidado.

Información indispensable para la compra


  • Estantería inicial / Estantería adicional
    La estantería inicial es indispensable para comenzar cualquier composición de estanterías. Se compone de 2 laterales.
    La estantería adicional solo podremos utilizarla si vamos a unirla a una estanteria inicial o a una composición ya existente. Se compone de un solo lateral.
    Por ejemplo, si queremos cubrir toda una pared con estanterías y hemos calculado que nos caben 3, necesitaremos una estantería inicial y 2 adicionales.
  • Acceso simple / Acceso doble
    Acceso simple: 35 cm de profundidad. La estantería se coloca contra la pared, por lo que el archivo solo es accesible desde un lado.
    Acceso doble: 70 cm de profundidad. Permite almacenar el doble de archivo y que sea accesible desde ambos lados. Perfecto para crear pasillos en las salas de archivo y aprovechar el espacio al máximo.