944 554 050
(9h - 19h)

10% de descuento

por suscribirte

4,6/5
Servicio Excelente
3
¿Necesitas algo más?
...lo tenemos

Calculadoras

Calculadoras

Las calculadoras son uno de los dispositivos más utilizados tanto en las oficinas como en los colegios y universidades. Estos aparatos se utilizan principalmente para realizar operaciones matemáticas de una forma rápida y sencilla. Pese a que actualmente podemos encontrarlas también en los ordenadores y teléfonos móviles, son las calculadoras al uso las que cuentan con funciones más avanzadas.

Este dispositivo, que es uno de los grandes básicos de oficina, se utiliza para realizar desde los cálculos aritméticos más simples como sumas, restas, multiplicaciones y divisiones, hasta operaciones mucho más complejas como raíces cuadradas, porcentajes, etc. y todo en cuestión de segundos. 

Tipos de calculadoras 

Existen múltiples tipos de calculadoras, siendo las más comunes

  • Calculadora de escritorio: son las calculadoras básicas y se utilizan principalmente para realizar tareas más comunes en cuanto a cálculos matemáticos se refiere: sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. Además, suelen incluir la opción de calcular porcentajes e, incluso, algunos botones de memoria. 
  • Calculadora científica: este tipo de calculadoras permiten realizar cualquier tipo de operaciones matemáticas, incluso cálculos estadísticos y económicos. Suelen tener una gran cantidad de botones y opciones para calcular ecuaciones, resolver matrices y mucho más. 
  • Calculadora de bolsillo: son las más pequeñas y, por tanto, las más fáciles de transportar. Con ellas se pueden realizar cálculos básicos, incluyendo raíces cuadradas. 
  • Calculadora financiera: este tipo de calculadoras se utilizan, como su nombre indica, para realizar operaciones financieras, además de las operaciones básicas. Cálculos estadísticos, económicos… por lo que suelen estar destinadas a un sector en concreto. 

Calculadora impresora: suelen ser calculadoras parecidas a las financieras, ya que ofrecen funciones similares pero, a su vez, permiten poder imprimir los cálculos realizados. Suelen ser más grandes e incluyen un rodillo de tinta para su impresión.